1 nov. 2010

Espinas y más espinas

Tengo una planta que no se cómo se llama. Tal vez alguien la conozca y me diga su nombre. Puede ser bastante alta, tiene tallos largos y.... espinas, muchas espinas.


No solo tiene espinas en sus tallos.... tiene tremendas espinas en cada una de sus hojas!

... y qué espinas!


También tiene espinas en en el pimpollo de su flor como pueden apreciar en la siguiente foto.



Y por supuesto, espinas en los tallos. Es muy dificil cortarla y retirarla del lugar. Si te pincha esta planta te duele literalmente.



Pero cada vez que la voy a cortar... me da pena. Tiene su belleza... No importa cuántas espinas muestra, si la miro con detenimiento... es linda (como cada elemento de la naturaleza)



Y sus particulares flores son como esos adornitos que nuestras abuelas tejían y cosían en el centro de los almohadones de lana.
Hasta que alguien descubra su nombre le diré: "la planta de las espinas"





11 sept. 2010

Lindas Caléndulas

Venía del trabajo a almorzar a casa cuando paso por un campito donde desde hace unos pocos días han comenzado a florecer hermosas margaritas, también llamadas caléndulas.

Ese mediodía veo una señora (de la casa pegada al campito) que está podando sus plantas y le pregunto si me podría dar unas margaritas para llevarme. Acepta gustosa y comienza a arrancar varias plantas... Tengo que frenarla para que no me de mas. Charlamos de todo un poco y al cabo de varios minutos retomo mi rumbo a casa pero con dos bolsas blancas: una llena de plantitas (caléndulas amarillas y anaranjadas y rayitos de sol), la otra llena de caracoles para mis patos.

Esa tarde coloco las plantas de margaritas en macetas con tierra. Al día siguiente las flores abren con toda su fuerza como si nunca hubiesen sido arrancadas de su lugar original.







Qué lindas son! Muchos pétalos de colores fuertes y vivos. Cómo adornan el gris patio, resaquio de un lluvioso invierno que estamos deseando despedir.










Uy, da gusto asomarse por la ventana y ver esos colores anaranjados y amarillo!





Simples flores de campo, colores energéticos y positivos... son: las caléndulas de mi fondo.


23 may. 2010

Rabanitos y arvejas creciendo


¿Recuerdan la parte del terreno que limpie el pasado 1º de mayo?



Al día siguiente había plantado arvejas y rabanitos en los bordes de uno de los canteros.
Lo malo es que no hay llovido casi nada desde entonces... y tampoco he regado con constancia dado mi escaso tiempo (está mal, ya lo sé...) Sin embargo, he ido ayer al fondo y le he tomado una fotos a mis recién nacidas plantas de rabanitos....
También hay algunas plantitas de arvejas, pero o son más remolonas o requieren más agua.




Bueno, está bien, está bien. Vamos a regar un poco. Tenemos un tanque que junta agua de lluvia, que por cierto es mucho mejor que el agua de la canilla (de grifo). Así que lleno con agua de lluvia la regadera y a mojar la tierra se ha dicho!




Veremos cómo evolucionan las plantitas, porque hay bastantes caracoles rondando por las noches...


11 may. 2010

Limpieza y preparación de canteros

El pasado 1º de mayo - día de los trabajadores - mientras muchos se reunieron por ahí a levantar banderas.... yo preferí retirarme a la tranquilidad de mi huertita urbana. En este caso, debía limpiar un pasillo donde posteriormente plantaría arvejas y rabanitos. Había pasto y yuyos por doquier...

Pasillo izquierdo

Entrando por un portoncito en medio del alambrado, tenemos el pasillo dividido en: pasillo izquierdo y pasillo derecho.

En el pasillo izquierdo hay unos morrones y un arbolito de cedrón (foto anterior).

En el pasillo derecho, un supuesto cantero y pasaje para caminar, todo con yuyos (foto posterior).


Pasillo derecho


Primero arranco yuyitos, luego podo un poco la enredadera del alambrado que nos separa del vecino. Más tarde le corto unas cuantas ramas al cedrón, las cuelgo durante unos días hasta que se secan bien las hojas, que luego guardamos en un bollón para tomar con té. Luego doy vuelta la tierra con la horquilla, para airearla y aflojarla.

Listo, pasillo izquierdo limpio.

Pasillo izquierdo limpio






A la derecha lo mismo, tenemos yuyos, pasto... hay que carpir con la azada y retirar el pasto....

No lleva mucho tiempo y al cabo de media hora ya está limpio el pasaje (por donde caminamos).

Ahora hay que ver dónde plantaremos... el cantero está junto el alambrado, hay una chapa de zinc parada ahí para evitar que la enredadera se venga demasiado encima. Aflojando la tierra con la horquilla.

Colocamos la horquilla donde aflojaremos la tierra

Presionamos la horquilla con el pie para hundirla en la tierra

Levantamos la tierra, podemos darla vuelta si queremos

Finalmente podemos romper un poco los terrones grandes


Luego paso el rastrillo por sobre el cantero, una y otra vez para deshacer bien los terrones grandes. Pronto!, pasillo derecho limpio y cantero pronto para plantar.

Al día siguiente, 2 de mayo, planto un montón de semillas de arvejas y rabanitos.... Crucemos los dedos a ver qué tal me va...






30 abr. 2010

Recetas con chauchas

Ver la planta de Chauchas



Como ya les comenté anteriormente, las chauchas se pueden comer fritas. En este caso se hierven primero y luego se pasan por huevo y pan rallado. Finalmente se fritan en aceite hasta que queden doraditas. Quedan muy ricas y crocantes.

Pero para quienes no quieren comerlas fritas, les dejo un par de recetas más, igualmente deliciosas:


Chauchas a la Genovesa
Poner en un sartén 200 gr de manteca y 2 cebollas en rebanadas. Fritar.
Por otro lado hervir las chauchas quitándoles las hebras de los bordes y cortándolas en trocitos.
En una asadera, poner capas de los diferentes ingredientes en este orden:
1 capa de cebolla frita
1 capa de chauchas cortadas
1 capa de cebolla frita
1 capa de queso rallado
1 capa de chauchas cortadas
1 capa de fiambre
1 capa de queso crema
1 capa de queso rallado
Gratinar en el horno unos 20 minutos




Empanadas de chauchas
Saltar las chauchas hervidas, con manteca y ajo.
Agregar a las chauchas,:
100 gr de jamón o un fiambre a elección
1 huevo duro
3 cucharadas queso crema
queso rallado, sal y pimienta a gusto.
Rellenar con estos ingredientes las tapas de las empanadas.
Llevar al horno por 25 minutos aprox.







BON APETIT!


18 abr. 2010

Chauchas II

Ver primera parte de "Chauchas"



Hoy he salido al fondo y me he llevado una sorpresa.... la enredadera de la chaucha está secándose...
Casi de un día para el otro, han aparecido un montón de hojas amarillentas. Pese a la lluvia nocturna, que creí incrementaría su crecimiento, la enredadera se presentó hoy como despidiéndose de su temporada. Muchas hojas amarillentas y las chauchas comenzando a secarse...

Ups... qué pena...
Vamos a ver si se seca del todo o solo una parte...
Bueno, a no ser abusivos, ya estamos en otoño, bastante chauchas brindó.




Estas vainas secas, nos proporcionarán porotos. Estos serán las nuevas semillas para plantar otras enredaderas de chauchas el verano siguiente.

17 abr. 2010

Chauchas I

También conocidas como: alubias verdes, frijoles verdes, habichuelas, judías verdes, porotos verdes, vainitas. Chauchas les decimos en Uruguay, así como en Argentina y Paraguay.

Son leguminosas en forma de vaina con semillas dentro. Las chauchas son de bajo aporte calórico y producen una sensación de saciedad en el organismo, a consecuencia de su alto contenido proteico.
También aportan gran cantidad de fibra, calcio, potasio, hierro, magnesio, vitaminas B2 y B6, betacaroteno y vitamina C.


En mi huertita, plantamos unas semillas de chauchas. Eran unas semillas ovaladas que planté en unas macetitas y cuando las plantitas estuvieron algo estiradas las trasplanté a tierra, con la esperanza de que se formara una pequeña enredadera que al menos nos diera una decena de chauchitas…






Con las lluvias, creció una enredadera que se estiró, se estiró, se estiró!!! Y para nuestro asombro no solo se conformó por subir por alambrados, sino que trepó todos los árboles que alcanzó, incluso cruzó hasta la enredadera que nos separa del vecino.











La enredadera se tupió de hojas, luego comenzaron a aparecer las primeras flores blancas. Finalmente aparecieron las primeras chauchas... ¡Qué emoción! Son grandecitas y aplanadas.







Conforme pasaba el tiempo, las guías se siguieron estirando, más y mas, hasta trepar al limonero…




Ahora el árbol además de tener limones, está lleno de chauchas.










Lluvia y luego sol y la enredadera continuó avanzando, se convirtió en una planta enorme que se trepa a todas partes.
Una de las guías la agarré a un alambre donde colgábamos ropa y se estiró y estiró. Hoy el alambre está lleno de chauchas y es muy fácil recogerlas allí.

Alambrado con chauchas



Sé que debería podarla un poco. Pero a mí me encantan las plantas, las dejo desarrollarse tanto que a veces mi huerta se convierte en selva… pero ya llegará el crudo invierno donde no vea verde y solo vea tierra y ramas secas.








Lo que sí puedo asegurar es que la plantita que esperaba diera una decena de chauchas, está dando centenas de ellas. Comemos asiduamente y ya estoy regalando. En la feria del domingo vi un puesto que vendía de estas leguminosas y el kilo estaba a buen precio… (me volvería rica si tuviera un puestito allí)… ja, ja, ja!






Las chauchas las consumimos de la siguiente manera.
Se le quitan las hebras de los bordes de la vaina. Las hervimos. Luego las pasamos por huevo y pan rallado y las fritamos.
Quien no quiere comerlas así, puede consumirlas solo hervidas. Pero fritas quedan crocantes y deliciosas.



Related Posts with Thumbnails